Bodega y Viñedos Gosalbez Orti

SpanishESEnglish (UK)GermanDE-CH-ATfrançaisja-JP

La historia de los Vinos de Madrid

Madrid fue poblada primitivamente por Iberos, y la región recibió las visitas de los cartaginenses y luego de los romanos, dos pueblosque incluían el vino como elemento de su dieta. Cualquiera de ellos pudo introducir el cultivo de la vid, si es que no lo estaba con anterioridad, pero parece más probable que fuera Roma la responsable.

Por Madrid pasaban importantes vías de comunicación de la Hispania romana y era de esperar que un pueblo tan vinícola como Roma aprovechase las buenas condiciones de estos lugares para la elaboración de vinos. En todo caso, no quedaron muestras ya que se debieron perder con la invasión de los bárbaros. Los vándalos arrasaron, creando un empobrecimiento y un notable descenso demográfico. Sin embargo, no parece que al viñedo que pudo sobrevivir le afectase la posterior invasión árabe, a pesar de la prohibición coránica, ya que, en la España musulmana, la industria de la vinicultura alcanzó cotas muy florecientes por el gran consumo de los hispanomusulmanes que, en este caso, eran poco respetuosos de los preceptos coránicos.

El territorio de Madrid fue reconquistado por Alfonso VI, que tomó Magerit (Madrid) en 1083. La repoblación fue realizada por gente de Castilla la Vieja, principalmente por segovianos que llegaban a las nuevas tierras sujetos a un contrato de plantación de vid o cereal con los Sres. Feudales o con abates de los monasterios.

Es durante los siglos XIII y XIV cuando la producción de vino en Madrid cobra verdadera importancia. Los vinos madrileños llegan al siglo XV con un aura de prestigio, plasmado ya en citas literarias como las del Arcipreste de Hita, siendo esos buenos vinos exportados a otras localidades. En 1481, el concejo madrileño establece sus condiciones de venta y en carta enviada a los dignatarios de Burgos se determina que "los que vengan de allá por vino, vengan cargados de pescado, y que si no lo truxeren que no llevarán vino".

En el Siglo de Oro, la elección de Madrid como capital del reino supone un notable crecimiento de la demanda. A pesar de que Felipe II en sus primeros años de reinado consumía vino del Rin, traído expresamente para él, la población consumía los vinos tantas veces loados de sus alrededores.

Después de trescientos años de crecimiento económico, el siglo XVII supone un empobrecimiento general de la actual comunidad de Madrid trayendo consigo hambrunas, plagas y un descenso demográfico que se prolongaría hasta el siglo XX. Sin embargo el cultivo de la vid se mantuvo en buena línea, manteniendo todo su prestigio, aunque la depresión dejó sus vestigios.

En 1914, se detecta por primera vez la filoxera en la zona de Madrid que terminaría arruinando todo el viñedo madrileño. La reconstrucción fue lenta pero continuada mientras que la ciudad de Madrid cobraba importancia como mercado de vinos de calidad. Tras años difíciles por políticas autárquicas que subvencionaron el abandono de la vid, es en los años cincuenta cuando se inicia la recuperación del viñedo. En 1984 es reconocida la Denominación Específica Vinos de Madrid y aprobada oficialmente en 1990. En la actualidad, día a día, tanto el viñedo como las bodegas de Madrid están recuperando el prestigio que ostentaron en el pasado.

     
 Puerta del Sol  Cuesta de la Vega. Palacio de Oriente  Puente de Segovia

Bogeda y Viñedos

El lugar

  • Bodega y Viñedos Gosálbez Orti: C/ Real 14, Pozuelo del Rey 28813-Madrid
  • 34918725804

Boletín

Subscribite a nuestro boletín